¿Hay un último fin?

felicidad-400x225

Hablábamos de la necesidad de tener un fin en nuestra vida. Algunos podrían decir que no tienen un único fin sino muchos: aprender idiomas, tener amigos, viajar, conseguir un buen trabajo, etc. Pero si lo pensamos bien, todos esos fines son relativos. En el fondo todo lo que hacemos lo hacemos porque queremos algo fundamental: ser felices.  El problema está en que no es fácil descubrir dónde y en qué consiste realmente la felicidad. Todos queremos ser felices. No hay nadie que no quiera ser feliz. El anhelo de felicidad está inscrito en toda persona humana. Ahora bien, para algunos la felicidad está en ser famoso, o en el poder, o en las riquezas, o en los placeres, etc.

En realidad el valor del hombre se mide por aquello que considera el verdadero bien, la verdadera felicidad. Uno ama aquello que piensa que es el bien que le proporcionará la felicidad. De tal modo que se puede decir: “Dime lo que amas como bien supremo y te diré lo que vales”. El valor de la persona se descubre por el valor de aquello que ama.

¿Qué es lo que yo amo por encima de todo? ¿Cuál es el bien que considero más preciado y al cuál dirijo mi vida y busco como mi fin último?

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s