Ver a Dios cara a cara

EN-SU-LUZ

El destino del ser humano, como hemos dicho, era gozar de la amistad e intimidad divina. Y eso por una gracia, un don especial que Dios otorgó a la naturaleza humana. Por eso, porque tal vida de unión y amistad con Dios es algo que excede y está por encima de la naturaleza humana la llamamos vida sobrenatural. Nuestro ser, nuestra existencia, según el plan de Dios, es haber sido llamados por Él que es el Amor, por puro amor para vivir con Él, para vivir su vida, para que le conozcamos y amemos. La vida eterna, el cielo, será la visión de Dios cara a cara, una visión de Dios en plena luz, en la misma Luz que es Él mismo, como dice el salmo 35: “En tu Luz veremos la Luz”.

Después del pecado original, a través de los siglos, Dios se fue comunicando con los hombres de diversos modos y en diversos momentos. Es muy probable que no sepamos muchas de esas comunicaciones e intervenciones divinas. Pero sí sabemos, porque Él nos lo ha comunicado a través de lo que llamamos la Revelación, las más importantes para nuestra salvación. Están recogidas en la Sagrada Escritura, es decir, en la Biblia.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s