IDEOLOGÍA DE GÉNERO Y LIBERTAD DE EXPRESIÓN

El Estado y yo debemos respetar ellibre desarrollo de la personalidad de todos pero ni el Estado está obligado a difundir y exigir la adhesión de todos a la opción personal de cada uno ni yo estoy obligado a conocer ni a considerar digna de aprecio cada una de las opciones de los demás.

Yo no violo el derecho de nadie al libre desarrollo de su personalidad si su opción vital me parece inmoral o antropológicamente errónea; si me niego a que se explique en la escuela de mis hijos como admirable y digna; si me niego a conocerla (a que me la “visibilicen” por mandato legal); si me opongo a que se gaste dinero público en difundirla; si me opongo a que se sancione a quien no comparta esa opción. Al revés, si adopto esas posturas estoy defendiendo la libertad de todos.Sin embargo las leyes de privilegios para lo LGTBI afirman lo contrario respecto a la visión de la sexualidad de la ideología de género.

Por ejemplo, es un derecho humano mi libertad de expresión, pero lo que yo digo ejerciendo esa libertad no tiene categoría de derecho humano y puede ser criticado por cualquiera; no puedo alegar que no respeta mi libertad de pensamiento quien no se adhiere a mis ideas, siempre que no me prohíba expresarlas. Es un derecho humano la libertad religiosa, pero mi concepción religiosa particular en ejercicio de ese derecho no tiene por qué ser compartida por los demás, que respetarán mi libertad si no se oponen a que yo crea lo que quiera, pero sin que el respeto a mi derecho se extienda a que los demás tengan que creer o sr obligados a conocer lo que yo creo. Mi libertad de expresión intelectual o artística implica que yo escribo o pinto lo que quiero, pero no se extiende a que todo el mundo deba leer mis libros y ver mis cuadros y, menos aún, a que todos tengan que decir que les gustan mis libros o cuadros.Sin embargo las leyes de privilegios para lo LGTBI afirman lo contrariorespecto a la visión de la sexualidad de la ideología de género.

Yo tengo derecho a configurar mi sexualidad como quiera, pero esa libertad no se extiende a que los demás deban conocer necesariamente mis gustos sexuales ni menos aún a que deban decir que les parecen dignos de aprecio e imitación; y, aún menos, a pretender que mis opciones sexuales personales deban ser objeto de exposición obligatoria en todas las escuelas del país en clave positiva.

Aún más irracional sería mi pretensión de que los medios de comunicación  deban visibilizar obligatoriamente mis opciones sexuales y en clave positiva. Y ya sería el colmo si además pretendo que se sancione por la Administración a quien no exhiba mi estilo de vida sexual o a quien discrepe del mismo como digno de aprecio.Sin embargo las leyes de privilegios para lo LGTBI afirman lo contrariorespecto a la visión de la sexualidad de la ideología de género.

Yo tengo derecho al libre desarrollo de mi personalidad, pero eso no implica que yo tenga derecho a que la forma en que yo me autodetermino como persona libre sea presentada obligatoriamente a los demás como digna de ser conocida y, menos aún, como digna de aprecio y valoración positiva. Mi  derecho se respeta si se me deja organizar mi vida en libertad, pero yo estaría violando la libertad de los demás si pretendo que mi derecho de autodeterminación se extiende a que los demás deban estudiar y conocer mi estilo de vida y, además, a valorarlo como positivo. Mi pretensión sería aún más absurda si exijo como parte de mi derecho al libre desarrollo de mi personalidad que en todas las escuelas españolas mi opción personal se explique a todos los escolares y además presentándola como digna de aprecio obligatorio y negando el derecho a que quienquiera diga que le parece poco acertada  o poco recomendable o, al menos, que no es la ideal.Sin embargo las leyes de privilegios para lo LGTBI afirman lo contrariorespecto a la visión de la sexualidad de la ideología de género.

(Extracto del trabajo «Las leyes de privilegios LGTBI. El ejemplo de Madrid» elaborado por Benigno Blanco).

Anuncios

AFIRMACIONES FALSAS DE LOS PARTIDARIOS DEL ABORTO

Resulta realmente sorprendente la ceguera de aquellos que acusan a quienes defienden el derecho a la vida de aferrarse a creencias religiosas en vez de a cuestiones científicas. En cambio, cuando dicen que en el comienzo lo único que hay es un conjunto de células pero no un ser humano, lo que hacen ellos es negar lo que dice la ciencia. Esa negación sólo se hace ideológicamente y negando la evidencia de la genética y la embriología.

¿Cuál es el resultado de la concepción? ¿Hay o no hay un nuevo ser humano desde el primer momento de la concepción? Dejemos que responda la ciencia.

Genetistas y biólogos internacionalmente reconocidos han atestiguado que la vida de un nuevo individuo comienza en el momento de la concepción. En 1981 (abril 23 y 24) un subcomité judicial del Senado de Estados Unidos tuvo audiencias sobre esta cuestión: ¿Cuándo comienza la vida humana? Los siguientes doctores atestiguaron:

El Dr. Hymie Gordon, Director del Departamento de Genética de la Clínica Mayo, dijo: “Según todos los criterios de la biología molecular moderna, la vida individual está presente desde el momento de la concepción”.

El Dr. McCarthy de Mere, Doctor en medicina y profesor de leyes en la Universidad de Tennessee, testificó: “El momento exacto en que comienza a formarse el cuerpo humano y comienza a existir un nuevo individuo humano, es el momento de la concepción”.

El embarazo es el proceso gestacional, que comprende el crecimiento y desarrollo dentro de la mujer de un nuevo individuo desde la concepción, a través de los períodos embrionarios y fetales, hasta el nacimiento. (Mosby’s Medical, Nursing and Allied Health Dictionary, KN Anderson, St. Louis [Missouri] 1998. 1309).

Y para que vean que no tomo bibliografía interesada copio lo que dice Wikipedia:

La fecundación, también llamada singamia, es el proceso por el cual dos gametos (masculino y femenino) se fusionan durante la reproducción sexual para crear un nuevo individuo con un genoma derivado de ambos progenitores. Los dos fines principales de la fecundación son la combinación de genes derivados de ambos progenitores y la generación de un nuevo individuo.

https://es.wikipedia.org/wiki/Fecundación

Esto no son opiniones sino evidencias científicas. Afirmar que sólo hay un conjunto de células es para suspender en el colegio en la asignatura de biología.

En respuesta a Giovanni Dimaggio sobre la “ideología de género”.

En respuesta a Giovanni Dimaggio.

,abortolibre

Giovanni,

La verdad es que no todo depende de la pespectiva. Tu afirmación al respecto no es nada afortunada.
Esa defensa tímida y llena de matices no es, en mi opinión, algo que favorezca el diálogo. Calificar lo que aparece en el video de “excesos” y decir que “no son buenos” resulta muy revelador por tu parte.
Y sí, si sé por qué se reunián las mujeres y el por qué del lema “Ni una menos”. Lo sé perfectamente.
No quiero entrar a fondo en el tema de la dictadura argentina, pero con independencia de ello no me parece en absoluto justificable la violencia de las “autoconvocadas”. En todo caso, las responsabilidades por la actitud de miembros de la jerarquía de la Iglesia, deberían exigirse a quienes obraron así. Es totalmente inadmisible pretender hacer responsable de esa colaboración a la Iglesia en su conjunto. ¿Acaso no hubo entre las víctimas muchos católicos, simples fieles, sacerdotes y obispos? Negarlo sería negar la realidad y estar cegado por prejuicios.
Yo condeno total y absoluntamente, con toda fuerza y sin ningún tipo de medias tintas las agresiones que sufren las mujeres por todo tipo de violencia y abuso. Muchos católicos se han unido a algunas de las manifestaciones que se han hecho con el lema de “Ni una menos” en Buenos Aires.
¿Qué te parecería a ti si yo calificara la agresión de un hombre a una mujer como de “un exceso que no es bueno”? Y que aunque no comparta el uso de la violencia, dijera que logro comprenderd los motivos de ese hombre?
En cuanto a la violencia de género sobre la que me invitas a reflexionar con el enlace que me envías, quiero hacerte invitarte a que hagas la siguiente reflexión:

La violencia machista adopta diversos tipos:
1. Física: Si te produce daño, dolor o, riesgo de producirlo, en tu cuerpo o cualquier otra forma de maltrato que afecte tu integridad física.
Pues bien, en el aborto se da todo esto y de la forma más grave y en su grado más alto y extremo. El aborto es el mayor atentado contra la mujer en su cuerpo. Un acto violento con el resultado de la muerte de un inocente y el grave riesgo para la vida de la mujer.

2. Psicológica: Si te causa daño emocional, si afecta tu autoestima, perjudica o perturba tu desarrollo personal , si busca degradarte, controlar tus acciones, tus creencias y decisiones mediante la amenaza, el acoso, el hostigamiento , la humillación, la manipulación y el aislamiento.
Pues bien, el aborto provoca todo esto. Las secuelas post-aborto son tremendas. Y te lo digo porque soy testigo directo de muchos casos, muchísimos. En internet puedes encontrar innumerables testimonios. Y los expertos, psiquiatras y psicólogos lo saben bien aún cuando se quiera evitar y se silencie por todos los medios.

3. Sexual: Si vulnera en todas sus formas, con o sin acceso genital, tu derecho a decidir voluntariamente sobre tu vida sexual o reproductiva, mediante la amenaza, el uso de la fuerza o la intimidación.

¿Acoso no es un abuso y una vulneración de su derecho a decidir cuando a una mujer se le induce e insiste en “solucionar” su problema con el aborto? ¿Quién le ofrece alternativas para que realmente pueda decidir en libertad? Donde no hay posible elección, donde no hay alternativas, no hay verdadera elección. Si a las mujeres que están embarazadas se le ofrecieran alternativas y se les ofreciese elegir libremente, la inmensa mayoría elegiría tener a su hijo. También lo sé directamente pues colaboro con una asociación que ayuda precisamente a las mujeres embarazadas para que puedan elegir tener a sus hijos.

Sin embargo resulta que las “autoconvocadas” gritan y reclaman “aborto legal y gratuito”. Lo exigen en pancartas afirmando que es un derecho. ¿De verdad piensas que es un derecho? ¿Quién tiene el derecho a decidir sobre la vida de un inocente e indefenso? ¿Quién? ¿No es esto la mayor hipocresía que puede pensarse?

Te invito a que reflexiones sobre esto, Giovanni.

Aún tengo pendiente responder a tus comentarios anteriores. Espero hacerlo en breve, pero el tiempo a veces no da para más.

SINCERAMENTE, MUCHAS GRACIAS RAFAEL

He recibido hoy este comentario a la entrada que puse en este blog titulada HOMOSEXUALIDAD, VATICANO, ONU.

 

Estimados José e Ignatius:

hoy he llegado a este blog buscando las últimas orientaciones de la Iglesia en el tema de la homosexualidad. Lo hice sentado al lado de un amigo que vive esa condición y con el que compartimos esta Fe.
Primero, agradezco el tono en que ustedes hasta aquí dialogaron. Es tan difícil encontrar diálogos y comentarios en que se respete al otro, creo haber observado esto en ustedes, a pesar de sus diferencias. Agradezco también que apelemos a la oración del uno por el otro, porque solo Dios nos permitirá encontrar el camino de la verdad.
Este tema me toca cerca, hace un poco más de un año que murió uno de mis mejores amigos, de desesperanza, aunque algunos dirán que fue de SIDA y cancer. Era homosexual. Tengo dos otros amigos de la misma condición y Dios me dice que no puedo permitir que en ellos cunda la misma desesperanza, si creemos en nuestro Dios de la vida.
Desde hace un buen tiempo, hemos abierto el diálogo en mi familia, muy católica sobre el tema. El primer paso lo dio hace más de 6 años, mi hermano menor, el 6º, que tuvo el regalo de tener 3 amigos homosexuales en el colegio, cuando el tema para mi, aparentemente no existía.
En este tiempo, la reflexión, el diálogo y la investigación, nos han permitido entender con mayor profundidad este tema. Es este pequeño paso, el que quiero compartir con ustedes, como hermanos en la Fe, quizás alguno pensará que ha sido un paso en falso y otro que es un paso muy pequeño, pero es lo que Dios ha puesto en mi camino, espero en Él que cada día nos hable con mayor claridad.

Les comparto lo siguiente:

1,- Testimonio y artículo de José Antonio Amunátegui, Católico como nosotros, homosexual.

Buscar: Matrimonio, Familia, Homosexualidad y Sociedad
Escrito por José Antonio Amunátegui Ortíz
Viernes, 24 de Junio de 2011 21:57
en http://www.elgobierno.cl/

http://www.cnnchile.com/nacional/2011/06/24/todavia-sigue-habiendo-sufrimiento/#

http://www.cnnchile.com/nacional/2011/06/24/nosotros-somos-iglesia-estamos-en-comunion-no-puedo-separarme-de-otros/

http://www.cnnchile.com/nacional/2011/06/24/hoy-es-una-moda-estar-a-favor-del-matrimonio-homosexual/

2.- Entrevista y noticia respecto al Obispo Mexicano Raúl Vera:

http://www.youtube.com/watch?v=rNdaHUAVHtA&feature=related
http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/17898/obispo-pide-a-catolicos-reconozcan-dignidad-de-gays-y-lesbianas/

un abrazo en Jesús

Rafael

Me ha parecido un comentario extremadamente oportuno y acertado. No puedo menos que dar las gracias por haber sido tan benévolo conmigo porque, sinceramente, me ha hecho reflexionar mucho y reconocer cómo he podido expresar de una forma hiriente y poco adecuada algunas afirmaciones sobre la homosexualidad. Por ello quiero aprovechar para pedir de corazón disculpas por el modo y la forma con la que he escrito algunas entradas sobre el tema de la homosexualidad. Le pido al Sr. Ignatius perdón porque si bien, pienso que mi respuesta ha sido formalmente correcta, también es cierto que no ha estado exenta de cierta falta de esfuerzo para adoptar el punto de vista del sufrimiento que experimentan muchas personas homosexuales.

Agradezco también, Rafael, los enlaces que envías en tu comentario y recomiendo vivamente que a quienes les interesa el tema los vean. No los conocía y me han parecido muy buenos y dignos de tener en cuenta para hacer un examen profundo de nuestras personales actitudes ante un tema tan delicado y difícil. Pienso poner estos videos en siguientes entradas y me parece muy conveniente su difusión para hacernos reflexionar a todos y procurar la búsqueda, tanto en el fondo, como en las formas de abordar las actitudes ante las personas homosexuales sabiendo que cada persona es única y que no se pueden ni se deben hacer generalizaciones.

Nuevamente, gracias, Rafael, por tu comentario. Que Dios nos ilumine a todos para no errar en nuestro modo de enfrentar este tema. En absoluto pienso que sea un paso en falso o un pequeño paso. Me parece un paso necesario, importante y fundamental para dialogar con serenidad y respeto.