IDEOLOGÍA DE GÉNERO Y LIBERTAD DE EXPRESIÓN

El Estado y yo debemos respetar ellibre desarrollo de la personalidad de todos pero ni el Estado está obligado a difundir y exigir la adhesión de todos a la opción personal de cada uno ni yo estoy obligado a conocer ni a considerar digna de aprecio cada una de las opciones de los demás.

Yo no violo el derecho de nadie al libre desarrollo de su personalidad si su opción vital me parece inmoral o antropológicamente errónea; si me niego a que se explique en la escuela de mis hijos como admirable y digna; si me niego a conocerla (a que me la “visibilicen” por mandato legal); si me opongo a que se gaste dinero público en difundirla; si me opongo a que se sancione a quien no comparta esa opción. Al revés, si adopto esas posturas estoy defendiendo la libertad de todos.Sin embargo las leyes de privilegios para lo LGTBI afirman lo contrario respecto a la visión de la sexualidad de la ideología de género.

Por ejemplo, es un derecho humano mi libertad de expresión, pero lo que yo digo ejerciendo esa libertad no tiene categoría de derecho humano y puede ser criticado por cualquiera; no puedo alegar que no respeta mi libertad de pensamiento quien no se adhiere a mis ideas, siempre que no me prohíba expresarlas. Es un derecho humano la libertad religiosa, pero mi concepción religiosa particular en ejercicio de ese derecho no tiene por qué ser compartida por los demás, que respetarán mi libertad si no se oponen a que yo crea lo que quiera, pero sin que el respeto a mi derecho se extienda a que los demás tengan que creer o sr obligados a conocer lo que yo creo. Mi libertad de expresión intelectual o artística implica que yo escribo o pinto lo que quiero, pero no se extiende a que todo el mundo deba leer mis libros y ver mis cuadros y, menos aún, a que todos tengan que decir que les gustan mis libros o cuadros.Sin embargo las leyes de privilegios para lo LGTBI afirman lo contrariorespecto a la visión de la sexualidad de la ideología de género.

Yo tengo derecho a configurar mi sexualidad como quiera, pero esa libertad no se extiende a que los demás deban conocer necesariamente mis gustos sexuales ni menos aún a que deban decir que les parecen dignos de aprecio e imitación; y, aún menos, a pretender que mis opciones sexuales personales deban ser objeto de exposición obligatoria en todas las escuelas del país en clave positiva.

Aún más irracional sería mi pretensión de que los medios de comunicación  deban visibilizar obligatoriamente mis opciones sexuales y en clave positiva. Y ya sería el colmo si además pretendo que se sancione por la Administración a quien no exhiba mi estilo de vida sexual o a quien discrepe del mismo como digno de aprecio.Sin embargo las leyes de privilegios para lo LGTBI afirman lo contrariorespecto a la visión de la sexualidad de la ideología de género.

Yo tengo derecho al libre desarrollo de mi personalidad, pero eso no implica que yo tenga derecho a que la forma en que yo me autodetermino como persona libre sea presentada obligatoriamente a los demás como digna de ser conocida y, menos aún, como digna de aprecio y valoración positiva. Mi  derecho se respeta si se me deja organizar mi vida en libertad, pero yo estaría violando la libertad de los demás si pretendo que mi derecho de autodeterminación se extiende a que los demás deban estudiar y conocer mi estilo de vida y, además, a valorarlo como positivo. Mi pretensión sería aún más absurda si exijo como parte de mi derecho al libre desarrollo de mi personalidad que en todas las escuelas españolas mi opción personal se explique a todos los escolares y además presentándola como digna de aprecio obligatorio y negando el derecho a que quienquiera diga que le parece poco acertada  o poco recomendable o, al menos, que no es la ideal.Sin embargo las leyes de privilegios para lo LGTBI afirman lo contrariorespecto a la visión de la sexualidad de la ideología de género.

(Extracto del trabajo «Las leyes de privilegios LGTBI. El ejemplo de Madrid» elaborado por Benigno Blanco).

En respuesta a Giovanni Dimaggio sobre la “ideología de género”.

En respuesta a Giovanni Dimaggio.

,abortolibre

Giovanni,

La verdad es que no todo depende de la pespectiva. Tu afirmación al respecto no es nada afortunada.
Esa defensa tímida y llena de matices no es, en mi opinión, algo que favorezca el diálogo. Calificar lo que aparece en el video de “excesos” y decir que “no son buenos” resulta muy revelador por tu parte.
Y sí, si sé por qué se reunián las mujeres y el por qué del lema “Ni una menos”. Lo sé perfectamente.
No quiero entrar a fondo en el tema de la dictadura argentina, pero con independencia de ello no me parece en absoluto justificable la violencia de las “autoconvocadas”. En todo caso, las responsabilidades por la actitud de miembros de la jerarquía de la Iglesia, deberían exigirse a quienes obraron así. Es totalmente inadmisible pretender hacer responsable de esa colaboración a la Iglesia en su conjunto. ¿Acaso no hubo entre las víctimas muchos católicos, simples fieles, sacerdotes y obispos? Negarlo sería negar la realidad y estar cegado por prejuicios.
Yo condeno total y absoluntamente, con toda fuerza y sin ningún tipo de medias tintas las agresiones que sufren las mujeres por todo tipo de violencia y abuso. Muchos católicos se han unido a algunas de las manifestaciones que se han hecho con el lema de “Ni una menos” en Buenos Aires.
¿Qué te parecería a ti si yo calificara la agresión de un hombre a una mujer como de “un exceso que no es bueno”? Y que aunque no comparta el uso de la violencia, dijera que logro comprenderd los motivos de ese hombre?
En cuanto a la violencia de género sobre la que me invitas a reflexionar con el enlace que me envías, quiero hacerte invitarte a que hagas la siguiente reflexión:

La violencia machista adopta diversos tipos:
1. Física: Si te produce daño, dolor o, riesgo de producirlo, en tu cuerpo o cualquier otra forma de maltrato que afecte tu integridad física.
Pues bien, en el aborto se da todo esto y de la forma más grave y en su grado más alto y extremo. El aborto es el mayor atentado contra la mujer en su cuerpo. Un acto violento con el resultado de la muerte de un inocente y el grave riesgo para la vida de la mujer.

2. Psicológica: Si te causa daño emocional, si afecta tu autoestima, perjudica o perturba tu desarrollo personal , si busca degradarte, controlar tus acciones, tus creencias y decisiones mediante la amenaza, el acoso, el hostigamiento , la humillación, la manipulación y el aislamiento.
Pues bien, el aborto provoca todo esto. Las secuelas post-aborto son tremendas. Y te lo digo porque soy testigo directo de muchos casos, muchísimos. En internet puedes encontrar innumerables testimonios. Y los expertos, psiquiatras y psicólogos lo saben bien aún cuando se quiera evitar y se silencie por todos los medios.

3. Sexual: Si vulnera en todas sus formas, con o sin acceso genital, tu derecho a decidir voluntariamente sobre tu vida sexual o reproductiva, mediante la amenaza, el uso de la fuerza o la intimidación.

¿Acoso no es un abuso y una vulneración de su derecho a decidir cuando a una mujer se le induce e insiste en “solucionar” su problema con el aborto? ¿Quién le ofrece alternativas para que realmente pueda decidir en libertad? Donde no hay posible elección, donde no hay alternativas, no hay verdadera elección. Si a las mujeres que están embarazadas se le ofrecieran alternativas y se les ofreciese elegir libremente, la inmensa mayoría elegiría tener a su hijo. También lo sé directamente pues colaboro con una asociación que ayuda precisamente a las mujeres embarazadas para que puedan elegir tener a sus hijos.

Sin embargo resulta que las “autoconvocadas” gritan y reclaman “aborto legal y gratuito”. Lo exigen en pancartas afirmando que es un derecho. ¿De verdad piensas que es un derecho? ¿Quién tiene el derecho a decidir sobre la vida de un inocente e indefenso? ¿Quién? ¿No es esto la mayor hipocresía que puede pensarse?

Te invito a que reflexiones sobre esto, Giovanni.

Aún tengo pendiente responder a tus comentarios anteriores. Espero hacerlo en breve, pero el tiempo a veces no da para más.

SINCERAMENTE, MUCHAS GRACIAS RAFAEL

He recibido hoy este comentario a la entrada que puse en este blog titulada HOMOSEXUALIDAD, VATICANO, ONU.

 

Estimados José e Ignatius:

hoy he llegado a este blog buscando las últimas orientaciones de la Iglesia en el tema de la homosexualidad. Lo hice sentado al lado de un amigo que vive esa condición y con el que compartimos esta Fe.
Primero, agradezco el tono en que ustedes hasta aquí dialogaron. Es tan difícil encontrar diálogos y comentarios en que se respete al otro, creo haber observado esto en ustedes, a pesar de sus diferencias. Agradezco también que apelemos a la oración del uno por el otro, porque solo Dios nos permitirá encontrar el camino de la verdad.
Este tema me toca cerca, hace un poco más de un año que murió uno de mis mejores amigos, de desesperanza, aunque algunos dirán que fue de SIDA y cancer. Era homosexual. Tengo dos otros amigos de la misma condición y Dios me dice que no puedo permitir que en ellos cunda la misma desesperanza, si creemos en nuestro Dios de la vida.
Desde hace un buen tiempo, hemos abierto el diálogo en mi familia, muy católica sobre el tema. El primer paso lo dio hace más de 6 años, mi hermano menor, el 6º, que tuvo el regalo de tener 3 amigos homosexuales en el colegio, cuando el tema para mi, aparentemente no existía.
En este tiempo, la reflexión, el diálogo y la investigación, nos han permitido entender con mayor profundidad este tema. Es este pequeño paso, el que quiero compartir con ustedes, como hermanos en la Fe, quizás alguno pensará que ha sido un paso en falso y otro que es un paso muy pequeño, pero es lo que Dios ha puesto en mi camino, espero en Él que cada día nos hable con mayor claridad.

Les comparto lo siguiente:

1,- Testimonio y artículo de José Antonio Amunátegui, Católico como nosotros, homosexual.

Buscar: Matrimonio, Familia, Homosexualidad y Sociedad
Escrito por José Antonio Amunátegui Ortíz
Viernes, 24 de Junio de 2011 21:57
en http://www.elgobierno.cl/

http://www.cnnchile.com/nacional/2011/06/24/todavia-sigue-habiendo-sufrimiento/#

http://www.cnnchile.com/nacional/2011/06/24/nosotros-somos-iglesia-estamos-en-comunion-no-puedo-separarme-de-otros/

http://www.cnnchile.com/nacional/2011/06/24/hoy-es-una-moda-estar-a-favor-del-matrimonio-homosexual/

2.- Entrevista y noticia respecto al Obispo Mexicano Raúl Vera:

http://www.youtube.com/watch?v=rNdaHUAVHtA&feature=related
http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/17898/obispo-pide-a-catolicos-reconozcan-dignidad-de-gays-y-lesbianas/

un abrazo en Jesús

Rafael

Me ha parecido un comentario extremadamente oportuno y acertado. No puedo menos que dar las gracias por haber sido tan benévolo conmigo porque, sinceramente, me ha hecho reflexionar mucho y reconocer cómo he podido expresar de una forma hiriente y poco adecuada algunas afirmaciones sobre la homosexualidad. Por ello quiero aprovechar para pedir de corazón disculpas por el modo y la forma con la que he escrito algunas entradas sobre el tema de la homosexualidad. Le pido al Sr. Ignatius perdón porque si bien, pienso que mi respuesta ha sido formalmente correcta, también es cierto que no ha estado exenta de cierta falta de esfuerzo para adoptar el punto de vista del sufrimiento que experimentan muchas personas homosexuales.

Agradezco también, Rafael, los enlaces que envías en tu comentario y recomiendo vivamente que a quienes les interesa el tema los vean. No los conocía y me han parecido muy buenos y dignos de tener en cuenta para hacer un examen profundo de nuestras personales actitudes ante un tema tan delicado y difícil. Pienso poner estos videos en siguientes entradas y me parece muy conveniente su difusión para hacernos reflexionar a todos y procurar la búsqueda, tanto en el fondo, como en las formas de abordar las actitudes ante las personas homosexuales sabiendo que cada persona es única y que no se pueden ni se deben hacer generalizaciones.

Nuevamente, gracias, Rafael, por tu comentario. Que Dios nos ilumine a todos para no errar en nuestro modo de enfrentar este tema. En absoluto pienso que sea un paso en falso o un pequeño paso. Me parece un paso necesario, importante y fundamental para dialogar con serenidad y respeto.

 

HOMOSEXUALIDAD Y ESPERANZA

Fuente: Gilberto Pérez / ReL

El sitio web de la diócesis de Alcalá de Henares (España) ha estrenado una nueva sección denominada “Homosexualidad y Esperanza” que pone a disposición de los internautas una variada y extensa colección de textos, documentos y listados de libros que ayudarán a agentes pastorales y público en general sobre el particular.

“Como propuesta a la libertad de nuestros lectores, y desde el más exquisito respeto hacia todas las personas, se introduce en este apartado, a la luz del Magisterio de la Iglesia, una primera aproximación al tema de la homosexualidad”, señala la presentación de la nueva sección.

En este apartado se podrán encontrar  consta inicialmente de los siguientes apartados textos de la Biblia, documentos de la Iglesia Católica, otros documentos de interés e información en la red, una relación de libros útiles, recursos en la red (acogida-autoayuda), material para meditar y orar: algunos santos mártires de la castidad.

Los responsables del sitio web señalan que próximamente se irán incorporando nuevos contenidos a la Sección.

Para ver la sección pinche aquí.

HOMOSEXUALIDAD, VATICANO, ONU

CLARA POSTURA DE LA SANTA SEDE

SOBRE LA HOMOSEXUALIDAD EN LA ONU

GINEBRA, jueves 24 de marzo de 2011 (ZENIT.org).- Ofrecemos a continuación la intervención de monseñor Silvano Tomasi, representante permanente de la Santa Sede en la oficina de la ONU en Ginebra, durante la discusión del item 8, “Orientación sexual”, en la XVI Sesión del Consejo de los Derechos Humanos, el pasado martes 22 de marzo.

* * * * *

Señor presidente,

La Santa Sede aprovecha esta oportunidad para afirmar la dignidad y el valor de todos los seres humanos, y para condenar la violencia dirigida contra las personas a causa de sus sentimientos y pensamientos sexuales, o comportamientos sexuales.

También deseamos hacer varias observaciones generales respecto a la “orientación sexual”.

En primer lugar, ha habido una confusión innecesaria sobre el significado del término “orientación sexual,” como puede verse en las resoluciones y en otros textos adoptados dentro del sistema de derechos humanos de la ONU. La confusión es innecesaria porque, en la ley internacional, un término debe ser interpretado de acuerdo con su significado ordinario, a no ser que el documento le haya dado un significado diferente [1] El significado corriente de “orientación sexual” se refiere a los sentimientos y a los pensamientos, no al comportamiento [2].

Segundo, para los propósitos de las leyes de los derechos humanos, hay una diferencia crítica entre sentimientos y pensamientos, por un lado, y comportamiento, por el otro. Un Estado nunca debería castigar a una persona, o privarla del disfrute de ningún derecho humano, basándose sólo en los sentimientos o en los pensamientos de esta persona, incluyendo los sexuales. Pero los Estados pueden, y deben, regular los comportamientos, incluyendo varios comportamientos sexuales. En todo el mundo, hay un consenso entre las sociedades de que ciertos tipos de comportamientos sexuales deben prohibirse por ley. La pedofilia y el incesto son dos ejemplos.

Tercero, la Santa Sede desea afirmar su creencia profundamente sostenida de que la sexualidad humana es un don que se expresa de modo genuino en la entrega completa y para toda la vida de un hombre y una mujer en el matrimonio. La sexualidad humana, como cualquier actividad voluntaria, posee una dimensión moral: es una actividad que pone a la voluntad individual al servicio de un fin; no es una ‘identidad’. En otras palabras, procede de la acción y no del ser, incluso aunque algunas tendencias u “orientaciones sexuales” tengan raíces profundas en la personalidad. Negar la dimensión moral de la sexualidad lleva a negar la libertad de la persona en esta materia, y socava en última instancia su dignidad ontológica. Esta creencia sobre la naturaleza humana es también compartida por muchas otras comunidades religiosas y por otras personas de conciencia.

Y finalmente, señor presidente, deseamos llamar la atención sobre una tendencia alarmante en algunos de estos debates sociales: se está atacando a personas por tomar posiciones de no apoyar las conductas sexuales entre presonas del mismo sexo. Cuando ellos expresan sus creencias morales o sus creencias sobre la naturaleza humana, que pueden ser también expresiones de convicciones religiosas, u opiniones del Estado sobre reivindicaciones científicas, son estigmatizados, o peor aún – son vilipendiados y perseguidos. Estos ataques contradicen los principios fundamentales recogidos en tres de las resoluciones del Consejo de esta sesión [3] La verdad es que estos ataques son violaciones de derechos fundamentales, y no pueden justificarse bajo ninguna circunstancia.

Gracias, señor presidente.

* * * * *

[1] Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, artículo 31(1): “Un tratado deberá interpretarse de buena fe conforme al sentido corriente que haya de atribuirse a los términos del tratado en el contexto de estos y teniendo en cuenta su objeto y fin” (énfasis añadido). Artículo 31(4): “ Se dará a un término un sentido especial si consta que tal fue la intención de las partes ” Estas reglas de interpretación de los tratados se basan en el derecho internacional consuetudinario, y son aplicables a las “leyes menores.”

[2] Es más, muchas publicaciones han dado definiciones de “orientación sexual”, y todas las que hemos visto son similares: No se refieren al comportamiento; se refieren a los sentimientos y pensamientos sexuales. Por ejemplo:

(1) “la orientación sexual significa la atracción general que uno siente hacia” otra persona o personas. Comisión de Igualdad (Reino Unido); Ver: www.equalityhumanrights.com, en What does sexual orientation mean?

(2) “la orientación sexual debe ser definida generalmente como una preferencia por compañeros sexuales…” International Labour Office, ABC of Women Workers’ Rights and Gender Equality (2ª ed., 2007), p. 167). Una “preferencia” es un estado mental-emocional; no es una conducta.

(3) “la orientación sexual se refiere a la atracción sexual y emocional de una persona hacia las demás…” Amnistía Internacional, Crimes of Hate, Conspiracy of Silence (Amnesty International Publications, Londres, 2001), p. VII (énfasis omitido).

(4) “La ‘orientación sexual’ se refiere a la capacidad de cada persona de profunda atracción emocional, afectiva y sexual a, y las relaciones íntimas y sexuales….” Asia Pacific Forum, ACJ Report: Human Rights, Sexual Orientation and Gender Identity (15th Annual Meeting, Bali, 3-5 agosto 2010), p. 8.

[3] L-10 sobre la libertad de opinión y expresión; L.14 sobre la libertad de opinión y creencia; L. 38 sobre la lucha contra la intolerancia, la estereotipación negativa y la estigmatización.

[Traducción del inglés por Inma Álvarez]

RESPUESTA AL COMENTARIO DEL SR. XAVIER EN EL POST “LA TIERRA NO PERTENECE A NADIE SALVO AL VIENTO”

PARA ORIENTARNOS EN LA DIRECCIÓN CORRECTA

Sr. Xavier:

No hay cinismo alguno por mi parte, se lo aseguro. Voy a ir contestando una por una a las acusaciones que usted me hace.

Dice usted que aún no han visto en España ninguna manifestación de gays pidiendo la anulación del matrimonio homosexual.

En mi opinión tiene usted un concepto equivocado sobre la libertad, sobre el matrimonio y sobre el derecho de expresión.

Cada uno es muy libre de pensar como quiera y de intentar que sus convicciones sean las que se impongan en la sociedad. Ahora bien, hay quienes se equivocan y pretenden imponer cosas que no contribuyen al bien común de la sociedad sino que la perjudican.

Los mismos argumentos que usted emplea contra mí y contra la Iglesia Católica se podrían esgrimir en el caso de la polémica antitaurina. Se puede decir que aquellas personas que son aficionados a los Toros y partidarios de la Fiesta nacional nunca se han manifestado contra los antitaurinos o han exigido que no haya asociaciones protectoras de los animales o que se dediquen cuidar a los toros de corral o terneros. Y sin embargo, cuando los aficionados a los Toros no se han metido con nadie, vienen unos a insultarles llamándoles salvajes, acusándoles de torturadores, de gente insensible sedienta de sangre, de bárbaros de siglos pasados etc.

¿Por qué los antitaurinos no dejan en paz a los que sí son partidarios de los Toros? Al que le guste que vaya y al que no le guste que no vaya, pero dejemos a la gente libertad y respetemos las opciones de cada uno.

Los aficionados o partidarios de los Toros no van a obligar a nadie a asistir a una plaza para ver una corrida de Toros, ni a que abandone sus convicciones sobre la protección de las especies en peligro de extinción, pero dejen en paz y tranquilos a los que piensan de otra manera y que cada uno haga lo que quiera.

Esto sería coherente con su forma de pensar. ¿Está usted de acuerdo conmigo en lo que le acabo de decir?

Su forma de argumentar es muy simplista. Usted no ha visto ninguna manifestación pidiendo que se suprima el matrimonio heterosexual porque eso supondría suprimir el matrimonio, cosa que no van a conseguir jamás porque es algo propio de la naturaleza humana. No hay un matrimonio heterosexual y otro homosexual. El matrimonio es por definición entre un hombre y una mujer. La unión entre personas del mismo sexo será lo que sea, pero matrimonio no es aunque lo llamen ustedes así o aunque lo acepte la Real Academia de la Lengua. Si mañana la Real Academia de la Lengua dice que hay dos tipos de agua, la que es esencialmente H2O y otra que es CH3-CH2-OH, es decir, Alcohol Etílico, esto es “vino”, dará igual porque todo el mundo sabe que el agua no es vino. Las cosas son lo que son y contra los hechos no hay otra opción que aceptarlos o estrellarse contra ellos.

Si se aprobase, no solo que se pueda llamar igual a realidades distintas como son el agua y el vino, sino que además tuvieran el mismo tratamiento, se estaría cometiendo una grave injusticia y dando lugar a una gran confusión. Si es lo mismo el agua que el vino, entonces yo podría conducir un vehículo habiendo bebido todo el vino que quisiera porque podría decir que he tomado agua. Además alteraría los mercados y generaría graves problemas y confusiones porque una cosa es producir vino y otra embotellar agua. De modo que me parecería muy razonable que los empresarios que se dedican al vino se opusieran a que los embotelladores de agua llamaran vino a su agua y equipararan ambos productos.

Pero es que además los consumidores también saldrían afectados porque si uno va a un bar y pide una copa de vino, le podrían sevir una copa de agua y no podría protestar. O al contrario, una persona pide agua y le traen una copa de vino. En fin, como ve, Sr. Xavier, las realidades distintas deben ser tratadas y denominadas de forma distinta. Y es evidente que no es lo mismo la unión de un hombre y una mujer que la de dos personas del mismo sexo.

Por eso sigo afirmando que no estoy ofendiendo a nadie cuando digo que el mal llamado “matrimonio” gay es una propuesta absurda. ¿Esto es ofensivo? Como verá le estoy argumentando civilizadamente cuál es mi opinión, y supongo que tengo el derecho de hacerlo. Esta es la libertad de expresión. Usted no puede subjetivamente sentirse ofendido porque yo opine que el “matrimonio” homosexual es un absurdo y una cotradicción en los términos. La ofensa debe ser objetiva. En cuanto el otro título que usted considera ofensivo “La mordaza pro-gay”, o “No es lo mismo”, ¿dónde está la ofensa? ¿Acaso no he argumentado que no es lo mismo? ¿Eso es un insulto? ¿Decir que el agua no es vino es un insulto? ¿Eso es incitar al odio?

Tampoco he calificado a nadie de pedófilo. Tiende usted a leer y a intrepretar después las cosas de una forma bastante particular. He señalado, lo que muchos psiquiatras y expertos ya habían dicho: que la práctica homosexual está especialmente ligada a la pedofília. Usted puede o no estar de acuerdo. Me parece muy bien. Argumente, dialoge, exponga su opinión… pero seamos civilizados y no caigamos en los exabruptos y descalificaciones.

Por último decirle que yo vi las imágenes de aquella gran manifestación en Madrid en defensa de la familia y del derecho de los niños a tener un papá y una mamá y en ningún sitio se insultaba a las personas homosexuales. Sin embargo, en las manifestaciones del “orgullo gay” sí que se ven clarísimamente y de forma abundante, insultos, mofas, incitación al odio, y todo tipo de expresiones soeces y de baja estopa dirigidas contra la Iglesia y contra los que piensan de una forma distinta.

Procuremos vivir en paz, defendiendo cada uno los valores y principios en los que piensa que se ha de fundar una sociedad sana y no negando a los demás el derecho a la legítima discrepancia y a la libertad de expresión. Como usted comprobará yo no estoy persiguiendo a los blogs que defienden y fomentan el comportamiento “gay”, sin embargo a mí sí me están persiguiendo, me han censurado, me han cerrado un blog sin darme ninguna explicación. ¿Ve usted? Y luego me dice que titular un post como “La mordaza pro-gay” es ofensivo. Esto parece el mundo al revés.

Por cierto, yo no le he llamado a usted “facistoide”. Independientemente de entrar en la cuestión de si eso es o no un insulto, el hecho es que quien le ha calificado así es otra persona que ha hecho un comentario.

Un cordial saludo.

José Gil Llorca

 

“MATRIMONIO” HOMOSEXUAL: LA CONTINUA PROPUESTA DEL ABSURDO

El Obispo de San Luis (Argentina), Mons. Jorge Luis Lona, señaló que el proyecto de ley para permitir el “matrimonio” entre personas del mismo sexo “niega al mismo tiempo la fe y la razón” y es “el rechazo de Dios y la propuesta continua del absurdo“.

“Hoy –señaló el Prelado–, los argentinos estamos sometidos al continuo bombardeo del absurdo. Se nos trata de convencer, a través de la incesante repetición mediática, que es exactamente igual la unión matrimonial de un varón y una mujer, que la unión matrimonial de dos personas del mismo sexo. Muy pocos países en el mundo han sido capaces de legalizar este absurdo. ¿Los legisladores argentinos serán capaces de incorporarnos a esa breve lista?”.

El Prelado consideró además que la ley, “cuya aprobación se pretende forzar usando los métodos más descaradamente ilegales”, supera el derecho a la libertad de conciencia en la Cámara de Senadores de la Nación, cuyos “partidos políticos, al iniciarse el debate, afirmaron que se iba a respetar. Al tratarse de un tema que no había sido incluido en las propuestas electorales, nadie podía ser obligado a lo contrario en nombre de la ‘lealtad partidaria’”.

“Ya es ampliamente conocido y ha sido objeto de denuncias públicas, que aquellos legisladores cuya opinión se presumía desfavorable, han sido objeto de toda clase de presiones incluyendo la amenaza y la extorsión– para que cambiaran su voto o se ausentaran del recinto en el momento de la votación”, indicó.

“De tener éxito esa maniobra, la presunta ley sería una completa burla a la voluntad del pueblo argentino“, concluyó.