¿Hay un último fin?

felicidad-400x225

Hablábamos de la necesidad de tener un fin en nuestra vida. Algunos podrían decir que no tienen un único fin sino muchos: aprender idiomas, tener amigos, viajar, conseguir un buen trabajo, etc. Pero si lo pensamos bien, todos esos fines son relativos. En el fondo todo lo que hacemos lo hacemos porque queremos algo fundamental: ser felices.  El problema está en que no es fácil descubrir dónde y en qué consiste realmente la felicidad. Todos queremos ser felices. No hay nadie que no quiera ser feliz. El anhelo de felicidad está inscrito en toda persona humana. Ahora bien, para algunos la felicidad está en ser famoso, o en el poder, o en las riquezas, o en los placeres, etc.

En realidad el valor del hombre se mide por aquello que considera el verdadero bien, la verdadera felicidad. Uno ama aquello que piensa que es el bien que le proporcionará la felicidad. De tal modo que se puede decir: “Dime lo que amas como bien supremo y te diré lo que vales”. El valor de la persona se descubre por el valor de aquello que ama.

¿Qué es lo que yo amo por encima de todo? ¿Cuál es el bien que considero más preciado y al cuál dirijo mi vida y busco como mi fin último?

GuardarGuardar

GuardarGuardar

OTRA VEZ HACIENDO EL RIDÍCULO Y MANIFESTANDO SU GRAN IGNORANCIA

LIBERTAD DIGITAL

Los argumentos del Ejecutivo para defender sus iniciativas rozan lo ridículo. La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ya trató de justificar su ley del aborto afirmando que un feto “no era un ser humano sino un ser vivo”. Cuando esto parecía insuperable, el diario ABC informa sobre otra declaración de la ministra responsable de esta ley.

De hecho, las palabras de la ministra de Igualdad están recogidas en una respuesta parlamentaria a UPN, con seis meses de retraso. De este modo, Aído asegura que “el Gobierno no puede compartir la afirmación de que la interrupción del embarazo sea la eliminación de un ser humano”.

Sin embargo, las contradicciones en sus palabras son notorias. Primero afirma en su contestación a este grupo que “el Estado debe proteger la vida del no nacido y ello debe hacerse desde el inicio de la gestación y hasta el momento del nacimiento”.

Pero esta afirmación contradice lo regulado por el Ejecutivo por lo que poco después intenta hacer una defensa de su ley diciendo que “abortar no supone acabar con una vida humana porque sobre el concepto de ser humano no existe una opinión unánime, una evidencia científica, ya que por vida humana nos referimos a un concepto complejo basado en ideas o creencias filosóficas, morales, sociales y, en definitiva, sometida a opiniones o preferencias personales”.

Que la vida humana comienza con la fecundación del óvulo por el espermatozoide y que desde ese momento estamos ante un nuevo individuo de la especie humana, un ser humano, no es una cuestión ni filosófica ni moral, sino simplemente una evidencia científica.

Que a estas alturas, la Sra. Ministro de Igualdad siga soltando por su boca semejantes estupideces y se contradiga continuamente resulta a todas luces esperpéntico. Y que aún haya gente que esté dispuesta a apoyar con su voto a semejante tipo de gobernantes no tiene otra explicación posible que la de estar chupando del bote, porque los españoles en su generalidad, serán lo que sean, aprovechados, corruptos, envidiosos… pero si algo que no son es tontos.

“MATRIMONIO” HOMOSEXUAL: LA CONTINUA PROPUESTA DEL ABSURDO

El Obispo de San Luis (Argentina), Mons. Jorge Luis Lona, señaló que el proyecto de ley para permitir el “matrimonio” entre personas del mismo sexo “niega al mismo tiempo la fe y la razón” y es “el rechazo de Dios y la propuesta continua del absurdo“.

“Hoy –señaló el Prelado–, los argentinos estamos sometidos al continuo bombardeo del absurdo. Se nos trata de convencer, a través de la incesante repetición mediática, que es exactamente igual la unión matrimonial de un varón y una mujer, que la unión matrimonial de dos personas del mismo sexo. Muy pocos países en el mundo han sido capaces de legalizar este absurdo. ¿Los legisladores argentinos serán capaces de incorporarnos a esa breve lista?”.

El Prelado consideró además que la ley, “cuya aprobación se pretende forzar usando los métodos más descaradamente ilegales”, supera el derecho a la libertad de conciencia en la Cámara de Senadores de la Nación, cuyos “partidos políticos, al iniciarse el debate, afirmaron que se iba a respetar. Al tratarse de un tema que no había sido incluido en las propuestas electorales, nadie podía ser obligado a lo contrario en nombre de la ‘lealtad partidaria’”.

“Ya es ampliamente conocido y ha sido objeto de denuncias públicas, que aquellos legisladores cuya opinión se presumía desfavorable, han sido objeto de toda clase de presiones incluyendo la amenaza y la extorsión– para que cambiaran su voto o se ausentaran del recinto en el momento de la votación”, indicó.

“De tener éxito esa maniobra, la presunta ley sería una completa burla a la voluntad del pueblo argentino“, concluyó.

ADEMÁS DE INCITAR AL ODIO, MIENTEN

Al post anterior sobre el asesinato de un sacerdote por un exaltado que lo insultaba aludiendo a supuestas actuaciones en contra de los homosexuales por parte de la Iglesia, ha hecho un comentario, muy comedido y educado, como siempre, alguien que habitualmente ataca a la Iglesia y a todos los que pensamos que las relaciones homosexuales no son buenas ni moralmente ni desde el punto de vista psicológico y de salud.

La Iglesia, ha manifestado reiteradamente su respeto, aprecio, consideración y defensa de todas las personas, incluidas aquellas que son homosexuales, para las que reclama aún más comprensión y ayuda. Eso no es incitar al odio sino todo lo contrario.

Quienes sí incitan al odio (basta con leer el comentario del post anterior) son los activistas gay, que ni mucho menos representan como pretenden a todas las personas homosexuales, sino que incluso perjudican y meten descaradamente en el saco de su ideología a muchos homosexuales que se sienten avergonzados y manipulados por estos colectivos de activistas gay y por su disparatada ideología.

Pues bien, como podrán comprobar, en el comentario hace alusión a un crimen de un joven ugandés cristiano que ha sido decapitado por su condición de gay.

Pero resulta que la página pro-gay que recoge la noticia tiene que avisar de que en realidad no se sabe si es o no cierta la noticia. Pero es igual. De la misma manera que el comentarista del post anterior, los activistas gay la dan por cierta y aprovechan para fomentar el odio contra la Iglesia y contra todos los que no están de acuerdo con la ideología gay, cosa muy distinta de estar junto a los homosexuales, respetándolos y defendiendo su dignidad de personas, como hace la Iglesia y este blog.

En el siguiente enlace pueden comprobar lo que copio a continuación sobre la falsa noticia del asesinato del joven ugandés: http://www.dosmanzanas.com/

Actualización (07/07/2010, 17:45 h.)

De acuerdo a la investigación llevada a cabo por la página LGTB estadounidense Box Turtle, la noticia difundida ayer a través deEpiscopal Life, página web de la iglesia episcopaliana de Estados Unidos, que hacía alusión al asesinato de un joven activista gay en Uganda, podría tratarse de una manipulación.


Episcopal Life se hacía eco de la información publicada en su blog por el reverendo anglicano Colin Coward, director de la organización Changing Attitude. La noticia se propagó ayer a través de diversos medios LGTB anglosajones, y dosmanzanas la recogió ayer por la noche.

Según Box Turtle, algunos de los datos que se mencionaban en la noticia han podido ser identificados como erróneos. Puestos en contacto con el reverendo Colin Coward, éste no ha dado por el momento señales de vida, y la información no ha podido ser confirmada.

Desde dosmanzanas, por tanto, ponemos esta información “en cuarentena” hasta que haya más datos disponibles, y pedimos perdón a todos nuestros lectores por el perjuicio que hayamos podido causar con su difusión.

Noticia tal y como la publicamos originalmente (06/07/2010):

(dejamos en cursiva aquella información que por el momento no podemos confirmar)